blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

Entrena para correr y olvida correr para entrenar

Nadie puede dudar de los beneficios que el deporte aporta al ser humano. Genera un bienestar tanto físico como emocional y ha experimentado un auge importante en la última década.

La carrera ha sido probablemente el deporte que ha ganado mayor número de adeptos: es barato, individual, no requiere de cita previa ni aparentemente una gran exigencia técnica. Este movimiento no ha sido ajeno a las compañías con intereses en el sector y ha resultado en un movimiento de marketing con frases que invitan al deportista amateur, a través de agresivos eslóganes publicitarios, a pasar todas las barreras físicas y síquicas posibles.

Lesiones por sobreesfuerzo

A mi consulta acuden a menudo personas que consultan por dolores y lesiones el contexto de la práctica de la carrera continua. Muchos vienen referidos por otros pacientes porque yo mismo soy un corredor y ellos asumen qué voy a comprender perfectamente sus motivaciones.

Esto es cierto y casi la parte más fácil es hacer el diagnóstico de la lesión (fascitis plantar, tendinitis rotuliana, tendinitis Aquila, condromalacia rotuliana, metatarsalgia, trocanteritis y/o tendinitis anserina), casi siempre debida a un sobreesfuerzo. El reto que se me presenta siempre como médico/corredor es llevar al paciente deportista amateur al convencimiento de que para curarse y volver a disfrutar con el deporte lo primero que tiene que hacer es respetarse a sí mismo.

No somos deportistas de alta competición

Normalmente el espejo donde se mira el paciente deportista amateur es en el profesional de alta competición, y nada más lejos de la realidad. Una de las primeras ideas sobre las que me gusta reflexionar con los pacientes es sobre si creen qué esos deportistas con marcas espectaculares podrían llevar la vida que lleva un deportista amateur levantándose por la mañana temprano para ir a un trabajo exigente física y psíquicamente y robándole tiempo al tiempo para conseguir un espacio de entrenamiento equilibrando la vida familiar , deportiva y profesional. ¡eso si que es un reto!

Photo by Direct Media from StockSnap

Casi siempre el paciente admite que no sería posible pero que lleva mucho tiempo haciéndolo y qué es lo que nota ahora es que cada vez se lesiona con más frecuencia. El siguiente paso es comentar qué conforme envejecemos cada vez tenemos que ser más exigentes con nuestras rutinas de preparación deportiva: estiramientos, nutrición pero sobre todo descanso para poder disfrutar de este deporte tan maravilloso.

Volver a correr después de un parón

El confinamiento obligado por el COVID 19 ha hecho que a la vuelta de la práctica deportiva amateur todas estas lesiones por sobreesfuerzo hayan aumentado y esto se debe precisamente a que este parón ha alterado el equilibrio mantenido tantos años y una vuelta no planificada y escalada le lleva indefectiblemente a la lesión. Por qué la primera sensación del deportista en la vuelta deportiva es la falta de forma física aeróbica pero alguien qué hace deporte de forma regular va a vencer rápidamente esta sensación y por eso precisamente está en situación de mayor riesgo todavía de lesión por sobreesfuerzo. Las prisas en volver a las marcas y registros previos son siempre traicioneras.

Entrena para correr

Por eso quiero que medites sobre el título de este blog y percibas que para poder seguir disfrutando de la carrera a pesar del paso de los años y después de una rotura de entrenamiento como la que hemos sufrido es muy importante entrenarse de forma específica para correr, siguiendo un plan entrenamiento progresivo, respetando el periodo de descanso y recuperación, alternando trabajo de gimnasio y elongaciones de los grupos musculares y con un material deportivo adecuado.

 

Autor Dr. Ricardo Larraínzar Garijo
Teléfono +34 91 436 26 36
E-mail info@d-medical.es
Leer más
pedir cita