blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

Viajar con Diabetes: Normas Generales

Dra. Raquel Barrio. Diabetóloga Pediátrica.

Lourdes Cartaya Otamendi

Lourdes Cartaya. Educadora en Diabetes.

Los viajes a largas distancias son un reto para las personas que tienen diabetes.

Hay poca evidencia científica para los consejos y las normas que se dan para los viajes y estos se basan en opiniones de expertos.

A parte de los consejos generales de llevar consigo todo lo necesario para la diabetes y no facturarlo, por el efecto negativo de estar sometido a bajas temperaturas si van en la bodega del avión, hay que tener en cuenta algunos otros aspectos.

• Hay que escoger un seguro médico de viajes apropiado.
• Hay que saber cómo pasar los controles de seguridad.
• Saber cómo afecta la presión en el interior del avión a los aparatos médicos y a la insulina.
• Conocer cuál es el efecto de atravesar múltiples zonas horarias, en el momento de administrar la insulina.
• Conocer el efecto del jet lag.
• Llevar un documento acreditativo de padecer diabetes y el tipo de tratamiento que lleva (ver documento adjunto al final de este apartado).

Cuando se llega al destino hay que tener previsto la posibilidad de perder o que nos roben los suministros de la diabetes, por ello debemos llevar todo lo necesario en dos lugares distintos. También deberemos saber cómo actuar con alimentos con los que no estamos familiarizados, con el ejercicio extra y otras actividades.

Las personas con diabetes que viajan a grandes distancias tienen mayor riesgo de deshidratación e hipoglucemia sobre todo en los viajes largos en avión. También existe un mayor riesgo de cetoacidosis diabética. Se requiere, por tanto, ajuste de la dosis de insulina y del momento de administración.

Si hay cambio de horario en la zona a donde se va y no se va a permanecer mucho tiempo, se deja el reloj con la hora de país de origen y se ponen insulina antes de cada ingesta ajustándola a las nuevas situaciones (actividad, tipo de comida…). Si se va a estar más tiempo, se cambia el reloj y se pasa a poner la dosis de la insulina basal a la hora habitual y mientras ésta llega se cubre con análogos de acción rápida cada 2-3 h.
Siempre tenemos que considerar cual es la sensibilidad a la insulina en esa hora y posteriormente valorar mucho el ejercicio que realicemos.

Al viajar hay que llevar rellenado un documento en inglés y si es posible en la lengua del lugar de destino sobre la enfermedad y el tipo de tratamiento que lleva y por tanto lo que necesita llevar.

Descárgate el documento de viaje para personas con diabetes haciendo clic en este enlace

Encuentra más información sobre «Viajar con diabetes» en la guía «Diabetes tipo 1 en la edad pediátrica»:

VIAJES Y DIABETES
▪ NORMAS GENERALES
▪ VIAJES EN AVIÓN CON BOMBA DE INSULINA
▪ DOCUMENTOS PARA VIAJAR CON MDI E ISCI