blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

¿Estás realmente en un estado óptimo de salud? Tus arterias te darán la respuesta

La medicina moderna nos ha traido en los últimos años dos hallazgos revolucionarios, las arterias no solo enferman y pueden dar lugar a infartos, sino que además envejecen y ambos procesos, enfermedad y envejecimiento, aunque pueden interaccionar entre ellos y amplificarse, son procesos independientes.   El segundo hallazgo revolucionario es que el “grado de envejecimiento arterial”, medido por diferentes herramientas diagnósticas, es en si mismo un marcador tan fiable de riesgo de infarto como la medida de la presión arterial, el colesterol malo (LDL) o los niveles de azúcar, pero lo mas importante, este grado de envejecimiento se correlaciona con el envejecimiento de cada uno de nuestros tejidos incluido el cerebro, el hueso y la piel. ¿Y todo ello por qué? Porque todos los tejidos sin excepción reciben sangre de mejor calidad cuanto más joven es el vaso.

El punto de encuentro entre la enfermedad vascular (enfermedad aterotrombótica) y el envejecimiento vascular está en el endotelio. Y así, es importante que sepáis que esta túnica de revestimiento interno de los vasos sanguíneos no solo sufre antes que nadie las agresiones hemodinámicas (hipertensión) o metabólicas (subidas de colesterol o azúcar) o tóxicas (derivados tóxicos de la combustión del tabaco) sino que además, los marcadores genéticos que aceleran o desaceleran nuestro envejecimiento, encuentran en el endotelio su diana preferida.    Lejos de lo que se pensaba, el endotelio no es solo una túnica de revestimiento sino que es “funcionalmente activa” y produce, entre otras sustancias, el principal antioxidante del lecho vascular que es el óxido nítrico, un gas liberado por la célula endotelial que, además, es un agente vasodilatador, de forma que hace que cada tejido reciba la cantidad de sangre que necesita. Cuando el endotelio enferma, bien por enfermedad o por envejecimiento, se pierde esta protección antioxidante y esa autorregulación del flujo vascular. Al perderse la protección frente a la antioxidacion todos los fenómenos oxidativos tienen vía libre y se acelera el llamado “estrés oxidativo”, relacionado de forma directa con el envejecimiento del tejido vascular primero y luego, del resto del organismo.

Mucho se sabe de los mecanismos implicados en la enfermedad vascular con los factores anteriormente citados, pero muy poco de los factores implicados en el propio envejecimiento vascular más allá de los factores genéticos. Entre los factores no-genéticos destacaríamos el consumo excesivo de alcohol, el tabaco en cualquier grado, especialmente si el azúcar está elevado, y el estrés crónico, un estrés crónico, que está de esta forma relacionado con el estrés oxidativo que comentábamos anteriormente..

¿Para qué sirve todo esto? Para prevenir, para anticiparse, para corregir.

¿Cuándo y cómo actuar? Se recomienda actuar en mujeres a edades inferiores a los 40 años, y en hombres antes de los 50.

En d-médical somos conscientes de esta problemática tan desconocida por el gran públíco y por ello, os damos algunos consejos, primero para conoceros mejor y segundo para envejecer bien y con salud. Entre los primeros recomendaríamos un buen chequeo que incluya el estado real de nuestras arterias, tanto desde el punto de vista lesional (aterosclerosis incipiente) como su grado de envejecimiento. Entre los segundos estarían una serie de consejos prácticos como:

  1. Evita el estrés, el tabaco y el uso abusivo de alcohol.
  2. Se positivo y ten sentido del humor ante situaciones cotidianas.
  3. Haz ejercicio aeróbico de forma continuada y mantén tu peso ideal.
  4. Ante todo procura ser feliz.
  5. Y si tomas algún suplemento, de los que muchos que hay, que sea pautado por un profesional y aún así, no lo tomes sin vigilancia médica, porque demás de someterte a un riesgo innecesario, en nuestra opinión es “tirar el dinero”.anorexia

Autor Dr. José Sabán Ruiz
Tel +34 91 436 26 36
atencionalcliente@d-medical.es atencionalcliente@d-medical.es
Leer más pedir cita

Cuéntanos tu opinión