blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

Cuidado con las picaduras de insectos en verano

El verano es una estación en la que son habituales las picaduras de abejas y avispas y también de animales marinos (medusas, erizos de mar…) o de arácnidos, debido a que se pasa más tiempo al aire libre.

La reacción más común es un dolor intenso en el momento en que se produce la picadura, la formación de una pápula – mancha elevada y sólida sobre la piel que mide menos de 1 centímetro–, una desagradable sensación de picor y la posibilidad de que aparezca un edema progresivo en las horas siguientes.

¿Qué hacer ante una picadura?

  • Una vez se ha producido la picadura del insecto la aplicación de frío puede ser útil al presentar un efecto antiinflamatorio.
  • Si las reacciones son más intensas de lo normal, también se puede utilizar un fármaco antihistamínico -por vía oral- para bloquear la acción de la histamina y la inflamación, con lo que se obtendrá una disminución del picor.
  • Es eficaz, asimismo, aplicar corticoides tópicos con efectos antiinflamatorios a nivel local.
  • Si la picadura es de un insecto tipo avispa o abeja debe retirarse el aguijón raspando suavemente la piel, pero hay que evitar tirar de él o apretarlo. Posteriormente se debe de limpiar la picadura con agua y jabón y aplicar hielo sobre la misma para reducir el dolor.

En cualquier caso, si se observa un empeoramiento de la zona afectada o aparecen complicaciones de otro tipo, por ejemplo, problemas respiratorios; si no se pueden extraer las espinas con facilidad, si aumenta el dolor o la hinchazón, o si aparece fiebre, se aconseja acudir a un médico.

 

Autor Dr. Pablo de la Cueva Dobao
Tel +34 91 436 26 36
E-mail atencionalcliente@d-medical.com
Leer más pedir cita

Cuéntanos tu opinión