blog pedir cita
  Tel: +34 91 436 26 36

Olvida las recetas milagrosas contra la obesidad

Los estereotipos de la sociedad en la que vivimos hacen que tener unos kilos de más, ya no sea solo un problema estético, sino también un problema de salud que puede llevar a consecuencias más graves como el sobrepeso y la obesidad. De hecho, una encuesta realizada en 2011 por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), indica que la prevalencia de estas dos enfermedades afecta al 56% de los adultos y al 77% de los adolescentes en nuestro país.

Hoy en día existen parámetros como el Índice de Masa Corporal  (IMC) que son capaces de estimar el exceso de  grasa corporal en función del peso y la estatura de las personas. Para calcularlo hay que dividir el peso en kilogramos entre la talla en metros al cuadrado . Se trata de un índice eficaz que permite determinar si una persona sufre sobrepeso u obesidad y en qué grado. La obesidad es un problema actual que provoca que las personas recurran a dietas milagro o fármacos para perder esos kilos de más. Y esto es peligroso. Según los expertos del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) combatir la obesidad solo con fármacos puede derivar en consecuencias graves para nuestro organismo, dado que los tratamientos aislados no  permiten un enfoque global y eficaz del problema si no van acompañados de una reeducación alimentaria

Cada persona es un mundo y por lo tanto no hay recetas generales; lo importante es que, si tienes ese problema o sospechas que puedes tenerlo, acude a un especialista para que te asesore sobre qué dieta o tratamiento es el más adecuado para que puedas encontrar un equilibrio alimentario y físico.

Generalmente, los especialistas solemos hacer hincapié en que para combatir el sobrepeso es necesario reducir la ingesta de calorías y controlar la proporción de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono o grasas)  que utilizamos en nuestras comidas. Y creemos que es muy importante realizar una reeducación alimentaria, basada en hábitos saludables para que el organismo se acostumbre a un orden en las comidas y olvide los desequilibrios  y los horarios que perjudican a nuestro estado físico y psíquico.

Existen otras opciones saludables, pensemos, por ejemplo, en la necesidad de beber bastante agua al día para depurar el organismo o en las ventajas que supone practicar ejercicio varios días a la semana para prevenir la obesidad.

En definitiva, antes de lanzarte a por un fármaco o una dieta exprés que te ayude a acabar con la grasa: aliméntate correctamente, mejora tus hábitos, practica deporte y por supuesto, acude a un especialista

Autor Dra. Mª Begoña Molina Baena
Tel +34 91 436 26 36
E-mail atencionalcliente@d-medical.com
Leer más pedir cita

Cuéntanos tu opinión